“Las desigualdades continúan, esperemos, que no por mucho más tiempo”

Carlos Eguizábal, Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración y Máster en Historia, siente pasión por el mundo árabe. Por ello, y por su formación en el campo de la política y la administración, nos respondió encantado a unas preguntas sobre la educación de la región del Magreb.

1)     ¿Qué evolución histórica ha sufrido el Magreb en cuanto a la implantación de los sistemas de educación?

El sistema educativo del Magreb, como los sistemas educativos de todos los lugares, ha experimentado infinidad de reformas. En sus orígenes,  tras la independencia, se transformaron introduciendo el árabe como lengua de enseñanza y aumentó considerablemente el número de alumnos escolarizados.

En torno a los años sesenta, los objetivos se centraron en la profesionalización a ultranza de la universidad, dejando devaluadas a las humanidades y las ciencias sociales en pro de las ingenierías. Veinte años más tarde, sufrieron ajustes estructurales obedeciendo a las grandes agencias internacionales. Algunos padres, desconfiaban de la enseñanza pública, crearon escuelas de voluntariado.  Hubo una falta de inversión estatal importante.

2)     ¿Ha habido alguna dificultad a la hora de poner en práctica las reformas en la enseñanza?

Sí. Las reformas no se terminaron como deberían haberse acabado. La mejora de la calidad de la enseñanza impartida aumentó el número de alumnos pero a su vez el cumplimiento del objetivo principal no se llevó a cabo. La igualdad en el acceso a la escuela no llegó. En suma, el idioma, la poca inversión y la desigualdad crearon obstáculos a la hora de poner en práctica absoluta todas las reformas en la enseñanza.

3)     ¿No ha reducido entonces la escolarización masiva las desigualdades?

Sin duda no. En un país como Argelia, por ejemplo, la tasa de participación de las niñas en la enseñanza secundaría es de poco más de la mitad. La de repetidores en el último año de secundaria está casi pisándole los talones. En Marruecos, hay una estructura de embudo que explica la tasa de abandono de los diferentes ciclos de enseñanza.  Además, las capas medias y superiores de población, educan a sus hijos en el extranjero o gracias a centros privados con los que no es necesario salir del país. Las desigualdades continúan, esperemos, que no por mucho más tiempo.

4)     ¿Cómo influye la formación de los estudiantes a la hora de encontrar el primer empleo?

Durante los primeros años se ofrecieron numerosos empleos a los alumnos formados. En cambio, hoy en día, son cada vez más escasos y cada vez más complicado entrar en la universidad a la vez u obtener una beca de estudios. El esfuerzo financiero exigido a los particulares en la educación choca con los demás gastos sociales. En las categorías sociales más bajas, la demanda de educación está descendiendo considerablemente.

5)     Los idiomas siempre son un hándicap a la hora de encontrar un empleo o de formarse mejor, ¿existe dualidad franco-árabe en las escuelas?

Muchos padres con un poder adquisitivo medio-alto, envían a sus hijos a escuelas privadas por decisión propia. Con ello, cuando terminen su formación, podrán acceder a puestos de dirección tanto dentro como fuera del país. La arabización, que en su día fue defendida por las capas sociales más altas en aras del ascenso social, es hoy una desventaja para los menos favorecidos. Por el contrario, los francófonos, y los bilingües o trilingües, tienen muchas más posibilidades de encontrar empleo. El monolingüismo, como en cualquier parte, es una desventaja. Además, cuanto más alto es el capital, mayores son las posibilidades de invertir en educación, no sólo en la escuela, si no en actividades extraescolares. Por ello, estas estrategias familiares explican porqué el paro afecta infinitamente más a las clases más desfavorecidas formadas en escuelas públicas.

6)     ¿Son muchos los estudiantes que prefieren estudiar en países desarrollados?

Sí. Es lógico el atractivo que tiene para todas las categorías sociales superiores la enseñanza extranjera o en el extranjero, debido a la mala situación de los intercambios interuniversitarios en el seno del Magreb. Esto ayuda a la integración en el extranjero y el deseo de formar parte de un contexto intelectual de calidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s