El Islam y los social media

Poligamia

El islamismo amplia sus fronteras y utiliza las redes sociales como plataforma para la búsqueda de mujeres, favoreciendo así la poligamia, a través de una campaña a favor de esta práctica que busca acabar con la “soltería”.

Esto es lo que ha pasado en Arabia Saudí, donde un grupo de jóvenes musulmanes han decidido utilizar la red social Facebook como herramienta para su campaña.

Ésta tiene como fin fomentar la poligamia entre sus compatriotas, práctica que es permitida por la cultura musulmana, en la que el hombre puede casarse con hasta cuatro mujeres a la vez si puede tratarlas a todas de igual manera.

Turki al Saedi es quién ha puesto en marcha e impulsado este movimiento en la Red, con el objetivo de animar a los jóvenes saudíes a encontrar y casarse no sólo con una mujer, y así seguir la tradición poligámica que existe en la cultura musulmana.

Un informe elaborado por una institución social saudí y publicado en 2007 cifraba en un millón el número de las mujeres que se quedaron solteras en el país árabe debido, sobre todo, a las costumbres conservadoras y a las dotes exageradas que los padres exigen para el casamiento.

Esta medida llega así con el fin de terminar con la soltería, y ha sido rechazada y protestada por muchas asociaciones feministas.

Pero no sólo es Arabia Saudí quien se une a este fenómeno, si no que también es Turquía quien se sube al carro de los “matrimonios internautas”.

Según un estudio de la Universidad de Hacettepe, 200.000 mujeres comparten marido en Turquía a pesar de estar prohibido desde 1926. Estos matrimonios suelen concertarse entre familias cuando la primera mujer es estéril o la pareja no ha concebido un hijo varón.
Aunque, según como quedó recogido en el mismo estudio, la poligamia no es algo que las mujeres turcas acepten, ya que un 89% de ellas son contrarias a esta práctica.

La poligamia queda asumida en la sociedad islámica, sin motivo de discusión, y es en las sociedades occidentales donde dicha práctica no está legalizada ni bien vista. ¿Nos quedamos obsoletos o apostamos por un único amor verdadero?
Seguramente responderemos a esta última (aunque haya occidentales que la realicen a escondidas…).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura y Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s