¿La mujer musulmana pisa fuerte?



El islam tradicionalista posiciona a la mujer en el papel secundario, como un sexo débil e irresponsable, aunque esta visión ha comenzado a cambiar en los tiempos modernos debido al declive del mundo islámico. Aunque en España, el cambio sigue resistiéndose, con una marginación que impide el acceso de la mujer en la vida pública española.

Tras miles de años, la mujer en el Islam ha sido sometida y dominada por el hombre, según los preceptos de su cultura.
El deber primordial del sector femenino musulmán es su rendición hacia Dios y su responsabilidad ante su núcleo familiar.

Si bien es cierto, el pensamiento que Occidente tiene sobre la cultura islámica y sobre la posición que la mujer ocupa en ella está desvirtuado por las constantes problemáticas existentes en Europa con la práctica de ciertas tradiciones o costumbres musulmanas.

Durante la primera Feria Musulmana en Madrid desarrollada en el céntrico barrio Lavapiés, se realizó en el salón de actos de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) el “Primer Congreso de la Mujer Musulmana en España: Más allá de los tópicos”, que tuvo por objetivo principal tratar la realidad de la mujer musulmana en España y recoger expectativas de futuro.

Muchas de las mujeres musulmanas que viven en nuestro territorio consideran que España aún no vive adaptada para acoger esta cultura, y que se encuentra “coja” en cuanto a la adaptación de las mismas en la jerarquía.
Para ellas, es crucial que se fomente el liderazgo femenino, cumpliendo leyes tanto españolas como las que dicta el Islam.

La falta de trabajo es uno de los puntos en el que ellas coinciden. Su acceso a la política española está bastante reducido, y aún queda lejos para ellas el pensar en ser diputadas o ministras con su condición religiosa.

Una lista llevada a cabo por la Agencia Europea de Derechos Fundamentales y presentada por la Casa Árabe sobre los países europeos más discriminatorios con los ciudadanos que profesan la cultura islámica, coloca a España en una quinta posición tas Malta, Italia, Finlandia y Dinamarca. Según este estudio, el porcentaje de musulmanes que han sido rechazados en nuestro país por su religión llega a ser del 40%.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cultura y Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s